sábado, 7 de mayo de 2011

Conclusión: El dilema de Heinz


Después de haber hecho algunos comentarios en el blog y una vez socializado y debatido con los estudiantes en el salón de clase este dilema, las posiciones estuvieron compartidas unos a favor de robar la droga y otros en contra, se hizo necesario llegar a la siguiente conclusión: Heinz debe robar la droga.
Resaltamos algunos elementos importantes que ayudan hacer un juicio acertado sobre este caso para determinar qué es lo que debería hacer Heinz:
a.  La mujer de Heinz va a morir pronto sino se le suministra un medicamento que cure su enfermedad.
b.  La droga es costosa y el farmaceuta que la posee cobra por ella 10 veces más de lo que vale por una pequeña dosis del medicamento.
c.  Heinz hace su mejor esfuerzo por conseguir el dinero pero no le fue posible reunirlo todo, solo la mitad. 
d.  Heinz le explica su situación y le pide al favor al farmaceuta que le venda el medicamento más barato o le dé la oportunidad de pagárselo luego.
e.  El farmaceuta no acepta.
Conclusión: Tomando como referencia el fragmento del libro de ÉTICA PARA AMADOR, Fernando  Sabater nos dice que: “El principio básico de la vida buena consiste en aprender a considerar los intereses del otro como si fuesen tuyos y los tuyos como si fuesen de otro… A la condición que puede exigir a cada humano el ser tratado como semejante a los demás, se le llama dignidad”.
En el dilema de Heinz se ve que el farmaceuta está faltando a este principio, ya que no lo considera así, pues solo piensa en sí mismo y no en los demás.
Ante esa falta de sentido comunitario o humano, Heinz debe considerar que la vida de un ser humano es muy valiosa, por tanto su defensa es independiente del sentimiento que por la persona se posea y que vale la pena arriesgarlo todo para salvar su vida.
Además encontramos en los videos colocados en el blog el de Tonny Meléndez y Kiss dos ejemplos heroicos acerca del valor de la vida y de la capacidad de desprendimiento de sí mismo prefiriendo él bienestar del otro antes que el de sí mismo, reconociendo que cada ser humano es único e irrepetible y por tanto posee un valor incalculable. Algo que también reafirman los organismos que defienden la vida y la honra de las personas sin importar su género, raza, religión etc. como lo son: Las Fuerzas Armadas, la Cruz Roja, la Defensa Civil, los Bomberos, entre otros. 
Para el caso de si Heinz debe robar el medicamento para un animal se debe tener en cuenta que se hace el esfuerzo de salvar su vida, pero sin llegar a atentar contra la integridad de otras personas como es el caso de robar, por tanto no se puede aplicar el mismo principio.
Si, va contra la ley que Heinz robe, pero no lo hace moralmente malo, porque se califica la acción que él ha cometido no a la totalidad de su persona.
Si, debe la gente hacer todo lo posible por evitar in contra la ley, ya que esta se ha establecido para mantener un orden que haga posible la vida en sociedad y para castigar a quien atente contra los derechos y principios de cada uno de sus miembros. Pero en situaciones límite se aplica el principio: A mal mayor mal menor (Santo Tomas de Aquino).
Por tanto: Debe Heinz robar la medicina.
Por último, Heinz para remediar su falta lo cual no lo exime de la culpa, debe evitar incurrir nuevamente en esta acción. Además, no debe huir de la justicia sino acogerse a ella y a sumir el castigo o corrección con valor, y si es posible hablar con el farmacéutico le ofrecerá disculpas comprometiéndose a pagarle luego el dinero correspondiente al valor del medicamento, previo acuerdo con él.

1 comentario:

  1. Como pones entre tus valores la honestidad, pense que tendrías otro criterio.

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu reflexión al respecto…? ¿cómo actuarías…? Analiza y comparte tus comentarios.